domingo, 10 de abril de 2011

Belleza

Encontrar la belleza.
Buscarla o, mejor, detenerme y esperar.
Esperar, calmada y pacientemente,
a que mis sentidos despierten, se desperecen y,
alertas otra vez, perciban lo que ya hay.
El aire rozándome,
La textura de las cuerdas y la gloria de afinarías.
Tu gesto al despertar, que se mantiene intacto
como la primera vez que te vi dormir.
El sabor afuera del paladar.
Lo dulce del NO.
La picante sonrisa del Yo Puedo.
Los colores fríos de un recuerdo
Y la paleta cálida de Hoy.
Belleza.
Sòlo tenía que detenerme
Y esperar.

Quien sabe

Practico el ejercicio de reconocerme.
Subo y bajo por mi historia.
Me agacho y miro fijo a los golpes.
No eludo ninguno.
Quien sabe, de tanto ejercitarme logre desaprender.